El objetivo del almacenamiento de energia mundial es 1 teravatio hora

El objetivo del mercado mundial del almacenamiento de energía es 1 teravatio hora para 2030

Según las últimas previsiones de la empresa de investigación BloombergNEF (BNEF), se prevé que el mercado mundial del almacenamiento de energía alcance un acumulado de 358 gigavatios / 1.028 gigavatios-hora para fines de 2030, más de veinte veces más grande que los 17 gigavatios / 34 gigavatios-hora a finales del pasado 2020.

Estados Unidos y China son los dos mercados más grandes, que representan más de la mitad de las instalaciones de almacenamiento globales para 2030. Las ambiciones de energía limpia de los gobiernos estatales y las compañías eléctricas impulsan el despliegue de almacenamiento en EEUU. En China, el ambicioso objetivo de instalación de 30 gigavatios de construcción acumulada para 2025 y las normas de integración renovable más estrictas impulsan las instalaciones esperadas de almacenamiento. En total, se tendrían que destinar a nivel global unos 262.000 millones de dólares de inversión.

Almacenamiento de la energía distribuido por regiones

En el ámbito regional, será el área Asia-Pacífico la que liderará la construcción de almacenamiento para 2030, aunque sin embargo en América se construirá más en megavatios hora, porque las plantas de almacenamiento en EEUU generalmente tienen más horas de almacenamiento.

En otras zonas como Europa, Oriente Medio o África, su proyección es peor que las anteriores debido a la falta de incentivos y políticas de almacenamiento específicas, lo que puede resultar paradójico si se tienen en cuenta los ambiciosos objetivos climáticos y de sostenibilidad de Europa.

La predicción de BNEF, sugiere que la mayoría, o el 55%, de la construcción de almacenamiento de energía para 2030 será para proporcionar transferencia de energía (por ejemplo, almacenar energía solar o eólica para liberarla más tarde).

Crecimiento de las baterías ubicadas

Las baterías ubicadas por el cliente, tanto las residenciales como las comerciales e industriales, también crecerán a un ritmo constante. Alemania y Japón son mercados líderes en la actualidad, con mercados importantes en Australia y California. BNEF espera que el almacenamiento de energía ubicado en hogares y empresas represente aproximadamente una cuarta parte de las instalaciones de almacenamiento globales para 2030.

Por otro lado, las tecnologías de las baterías en rápida evolución está impulsado el mercado del almacenamiento de energía. La industria está adoptando modelos como el fosfato de litio-hierro(LFP) por delante este 2021 del níquel-manganeso-cobalto (NMC).

No obstante, se están desarrollando muchas tecnologías distintas de las baterías, como el aire comprimido y el almacenamiento de energía térmica. Muchos de estos pueden proporcionar una mayor duración de despacho en comparación con las baterías, y buscan suministrar durante períodos prolongados de baja generación de energía renovable en futuros sistemas de energía neta cero.

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario