El futuro es renovable: ventajas para comunidades energéticas locales

fotovoltaica ahorro renovable

El cambio siempre viene de la mano de medidas que lo permitan. En este caso, el gobierno trata de potenciar el autoconsumo otorgando ventajas a las comunidades energéticas locales.

Pero, ¿qué son las comunidades energéticas locales?

Se trata de un nuevo tipo de figura jurídica que tiene capacidad para producir, consumir, almacenar y vender energía, principalmente verde, en sus propias instalaciones. Eso sí, los miembros no perderán su condición de consumidores finales.  

Podrán participar como comunidad energética local desde una asociación de vecinos hasta un club deportivo, parques tecnológicos o polígonos industriales. De esta forma, podrán autoabastecerse de con energías renovables y almacenar o vender el sobrante a otros consumidores.  

¿De dónde viene esta nueva figura jurídica?

La Unión Europea quiere poner al consumidor en el centro del sistema energético. Para ello, ha incluido dentro de su nuevo paquete normativo “Energía limpia para todos los europeos” esta figura jurídica de comunidad de energía renovable y las comunidades ciudadanas de energía. Ambas deben tener como objetivo proporcionar beneficios ambientales, económicos y sociales a sus integrantes, pero su actividad principal no puede ser las ganancias financieras obtenidas por esta actividad. Además, deben estar en las proximidades de sus proyectos de autoconsumo.

Medidas para fomentarlas en España

En España, el gobierno quiere unificarlas en comunidades energéticas locales. Para impulsarlas, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) ha estado trabajando y elaborando una guía sobre esta nueva figura jurídica. En esta guía de más de 80 páginas, detallan desde los factores de éxito hasta las barreras identificadas dentro de las comunidades energéticas locales. Entre las medidas que propone el IDAE para fomentarlas se encuentran: las subvenciones; los créditos blandos de entidades financieras públicas, como el ICO; o las exenciones y reducciones fiscales -IVA, IRPF, IBI, ICIO- para los partícipes, los equipos y las transacciones entre los miembros de la comunidad. También hay medidas mucho más novedosas, como fondos de cobertura para eventuales impagos o un bonus para las compañías eléctricas por cuyas redes transite la energía eléctrica de la comunidad, para que también tengan interés en que se desarrollen.

Por otro lado, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PINEC) plantea que las comunidades tengan reservada una cuota de la energía renovable adjudicada en las futuras subastas para que la consuman a precio fijo, presumiblemente más económico que el precio convencional, así como ventajas para que participen directamente en los concursos.

En este segundo punto, el Gobierno baraja varias opciones, desde organizar pujas específicas para ellas, hasta introducir un criterio adicional para los proyectos con participación social, pasando por concederles garantías públicas para abaratar su financiación.

10.000 MW de autoconsumo en 2030

Este impulso a los proyectos de autoconsumo augura, según la Agencia Internacional de la Energía, que la potencia instalada en autoconsumo alcanzará los 10.000 MW al final de la década, el doble de lo previsto en la primera versión del PNIEC. Parte de este éxito es la gran rentabilidad obtenida con las instalaciones solares de generación distribuida que en España puede superar el 10% anual, según resultados del proyecto europeo iDistributedPV, presentado en el mes de enero en Madrid.

Desde AEE Soluciones estaremos pendientes de las novedades. Además, sabemos que para construir un mundo más eficiente, primero hay que empezar por uno mismo y, por eso, te dejamos aquí un artículo con 10 consejos para reducir el consumo eléctrico del hogar y el ahorro de energía en tus facturas.

Comparte: