El autoconsumo en las empresas supone varias ventajas

Beneficios del autoconsumo para las empresas

En los últimos tiempos, una de las cuestiones más tratadas en el sector energético es el cambio de normativa y especialmente la desorbitada y constante subida de la luz y cómo esta ha afectado a las rutinas y facturas de todos los ciudadanos de nuestro país.

Por ello es necesario destacar los múltiples beneficios que ofrece el autoconsumo para empresas. Ya sea en grandes compañías o pymes, indiferentemente del tipo de sector, el autoconsumo se perfila como una solución imprescindible para ahorrar costes. Por lo tanto, ¿qué ventajas tiene el autoconsumo para empresas?

Edificio empresarial

Mayor ahorro

El principal motivo para posicionarse a favor del autoconsumo para las empresas es el ahorro económico que supone para las mismas. Aunque crear la instalación puede resultar un gasto elevado, la rentabilidad a medio-largo plazo se antoja muy apetecible. En cualquier caso, en los últimos años el coste de las placas solares se ha reducido considerablemente.

Amigable con el planeta

La sostenibilidad es otro punto clave para defender el autoconsumo para las empresas. Usar energías limpias y renovables es un factor muy importante para proteger nuestro ecosistema y medio ambiente.

Muchas empresas eligen las instalaciones fotovoltaicas como fuente de energía.

Desarrolla la imagen coorporativa

Una empresa que promueve estrategias de cuidado medioambiental reforzará su estatus en el mercado y la visión que de ella tienen consumidores y otras compañías. Una visión innovadora, como los grandes exponentes empresariales del mercado global. Google, Apple o Amazon ya apuestan por las energías renovables de forma generalizada y en sus planes de autoconsumo.

Ingresos extra

La empresa que implante un modelo de autoconsumo también estará en disposición de vender el excedente de energía que produzca, con el consiguiente beneficio económico.

Financiación y subvenciones

Vivimos un momento de auge con los proyectos de autoconsumo con energías verdes, por lo que las empresas tienen facilidad para captar inversión, ya sea pública o privada, en este tipo de estrategias y tecnologías. En Europa florecen de forma periódica distintas partidas para fomentar el desarrollo de planes energéticos.

En conclusión, son variados y muy interesantes los beneficios del autoconsumo para las empresas y, es una opción, que a medio y largo plazo tendrá mayor presencia en el sector empresarial. Normalmente, el ahorro se sitúa en torno al 40% o el 60% anual en la factura y la amortización puede lograrse en un período de entre 6 y 10 años (las placas solares tienen una vida útil de cerca de 30 años). Por ejemplo, el autoconsumo industrial en empresas que tengan su mayor gasto de energía durante las horas de sol puede suponer ahorros en la factura de la luz superiores al 50%.

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario