Esquema del funcionamiento del autoconsumo electrico

Autoconsumo eléctrico | Ahorro frente a la nueva tarifa de la luz

La nueva tarifa eléctrica ha supuesto un aumento en el coste de nuestro consumo. Por ello, el autoconsumo eléctrico, fundamentalmente con placas fotovoltaicas, se perfila como una solución para ahorrar en nuestros bolsillos.

Según la Unión Española Fotovoltaica, recientes ayudas puestas en marcha por el Gobierno para impulsar el autoconsumo darán como resultado 3.000 megavatios (MW) nuevos. Esto finalmente se traducirá en más de 100.000 instalaciones nuevas.

Estas ayudas se estiman por valor de 1.300 millones de euros en total, y están destinadas de la siguiente forma: un máximo de 900 millones de euros para autoconsumo, 220 para almacenamiento detrás del contador y 200 para climatización y agua caliente con renovables.

En el caso de la energía solar fotovoltaica las ayudas abarcarán desde el 15% para una gran empresa hasta el 45% para una pyme o un sistema pequeño, inferior a 10 kW; los particulares podrán beneficiarse de un 40% -sube al 50% en los sistemas de autoconsumo colectivo- y las administraciones públicas del 70%.

Autoconsumo fotovoltaico

El autoconsumo fotovoltaico se fundamenta en las “mantas fotovoltaicas”, unos equipos que se instalan tanto en industrias como en viviendas.

Las placas fotovoltaicas aprovechan la radiación solar para producir energía eléctrica de consumo. Estas placas aumentan su eficiencia con la radiación continuada. Por eso España es un modelo en el aprovechamiento solar al contar con más de 300 días de sol al año.

Además es un tipo de fuente energética sostenible, beneficiosa para el medio ambiente, y se pueden instalar en todo tipo de cubiertas ya sean planas, inclinadas, grandes o pequeñas. Su versatilidad consigue que todo tipo de edificios tengan la posibilidad de beneficiarse de estos captadores.

Comunidades energéticas

Una de las tendencias que se está viendo en los últimos meses dentro del autoconsumo solar fotovoltaico es la creación de comunidades energéticas. Son entidades jurídicas formadas por ciudadanos, administraciones o pymes que, a través de la instalación de paneles solares, producen energía para el consumo colectivo de esa zona, con el consiguiente ahorro y beneficio conjunto.

En las comunidades energéticas, varios prosumidores pueden beneficiarse de una única instalación fotovoltaica. Este factor reduce de forma drástica los años de amortización y aumenta la rentabilidad de los sistemas instalados.

Por otro lado, las Comunidades Energéticas también contribuyen a la descongestión de las redes de distribución, aumentando así la eficiencia del sistema energético y evitando así nuevas inversiones en activos de red.

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario